Fresas eroski NATUR

Directas desde Huelva ya están aquí las fresas Eroski NATUR

¡Huele a Primavera!

Con la entrada del mes de marzo, llega la fresa Eroski NATUR a tienda. Justo en su mejor momento, cuando alcanza ese punto óptimo de maduración, en el que cumple con la promesa de sabor y dulzor.

Y según llega a tienda, llegan también las dudas de cuándo es la temporada de fresas. Hay quien las ubica por Navidad, hay quien en primavera, y quien recuerda haberlas comprado incluso en verano.

En realidad, lo que ocurre es que hay más de mil variedades de fresas, de las que en el mercado español podemos encontrar hasta una veintena. Cada una, con unas características propias y su propio calendario de maduración. Lo que hace que la comercialización de este producto se alargue en los meses.

La Fresa Eroski NATUR es un producto Premium que garantiza el origen y el sabor. Una fresa muy apreciada por su color brillante, su buen sabor, su firmeza, y la uniformidad de tamaño y forma. Una fresa que además es muy resistente, por lo que necesita pocos tratamientos durante su cultivo, lo que favorece el cuidado del medioambiente; y que además, resiste también muy bien su transporte.

La temporada de la Fresa Eroski NATUR se centra en los meses de marzo y abril, y es muy apreciada por sus características organolépticas. No las encontrarás fuera de estas fechas. Fragantes y muy jugosas, la parte central de su campaña anuncia el fin del invierno y la llegada del buen tiempo.

El origen de la Fresa Eroski NATUR es Huelva, el referente mundial en lo que a este cultivo se refiere. Su litoral recoge las condiciones más óptimas para el cultivo, gracias a su suelo arenoso y ácido, a la gran calidad del agua, su invierno suave, el elevado número de horas de sol, y una mínima oscilación térmica entre el día y la noche.

Una vez en casa, no es conveniente manipularlas en exceso y tampoco exponerlas al calor. Lo mejor, es guardarlas extendidas en una bandeja, sin amontonarlas. En el frigorífico, por ejemplo. Nunca se debe retirar el péndulo ni lavarlas hasta el último momento, justo antes de consumir, y hay que tener muy en cuenta que si se dejan a remojo, perderán su jugo.

Una vez limpias, las fresas dan mucho juego para su consumo. Enteras formando una pirámide; en trozos con un chorrito de limón o vinagre y espolvoreadas con azúcar; con zumo de naranja, yogur, o nata montada; en mousse o batido… o como decoración de una tarta. Para los niños, hay mil y un ideas divertidas ¿Por qué no pruebas con una serpiente que alterne rodajas de fresa y plátano?

Atención: nuestra página utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies