leche alimento saludable y nutritivo

La leche, un alimento muy saludable

En 2013, el Ministerio de Industria firmó un acuerdo con los ganaderos para poder proteger su actividad y el producto español frente a la amenaza de la leche importada. Se presentó gráficamente bajo el sello PLS y nació para ayudar al consumidor final a tomar conciencia y a realizar una compra responsable. En septiembre de 2015 se firma un acuerdo para poder garantizar el precio mínimo de la leche y fomentar el consumo de leche de origen español. En EROSKI, nos sumamos a este acuerdo y contamos con un plan de apoyo para ponerlo en valor que puedes conocer aquí en profundidad.

Fruto de este compromiso no podemos dejar de sumarnos a la celebración del día mundial de la leche, un alimento nutritivo que puede formar parte de toda dieta saludable. Según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, los niños deben tomar de 2 a 3 raciones diarias de lácteos (de 200 ml cada una); los adultos, entre 2 y 4 raciones (de 250 ml cada una); y las personas mayores, 3 raciones al día (también de 250 ml cada una).

Leches de nueva generación, nutrientes a la cartaleche alimento saludable

A la oferta de la leche desnatada y semidesnatada hay que sumarle, desde hace un tiempo, la de otras variedades de este alimento que poco a poco han aumentado su cuota de mercado. Se trata de las leches enriquecidas (con calcio, omega-3, vitaminas) o modificadas, de interesantes propiedades nutritivas. Así podemos destacar la leche modificada en grasa: omega-3 y ácido oleico, en ellas se sustituye la grasa característica de la leche de vaca, que es sobre todo saturada, y el colesterol, por grasas de tipo monoinsaturado o poliinsaturado como los ácidos grasos oleico y omega-3. El consumo habitual de este tipo de leche contribuye al aporte de dichos ácidos grasos al organismo, por lo que puede ser una fuente dietética interesante, en especial para quienes padecen de alergia al pescado o no consumen de modo habitual pescado azul, frutos secos o aceites vegetales de oliva y semillas, alimentos ricos en ácidos grasos insaturados. Las grasas insaturadas se relacionan con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Leches enriquecidas

Se obtienen a partir de cualquier tipo de leche, añadiendo minerales o vitaminas u otros nutrientes. Según la normativa comunitaria, la leche comercializada como “enriquecida” con un nutriente debe contener en 100 mililitros, al menos, el 15% de la ingesta diaria recomendada de dicho nutriente para la población general. Destaca la leche rica en calcio, en magnesio o en vitaminas A, D y E

Leche desnatada con fibra soluble

El aporte neto de fibra no es cuantitativamente significativo, 1 gramo por litro, pero cabe destacar su textura, muy similar a la de una semidesnatada o entera, lo que mejora su palatabilidad y tolerancia respecto a otras leches desnatadas. Resulta interesante en regímenes de adelgazamiento o en personas que requieren de dietas pobres en grasa y no les agrada la leche desnatada tradicional.

Leche digestiva o baja en lactosa

Indicada para personas con intolerancia a la lactosa, el azúcar propio de la leche. Se adiciona lactasa -una enzima- a la leche, que provoca la ruptura de la lactosa en sus componentes básicos: glucosa y galactosa. Por este motivo, su sabor es más dulce y difiere del de la leche tradicional.

Sustitutos de la leche: batido de soja

Cuando por filosofía de vida o por motivos de salud no se consume leche, es necesario sustituir la ingesta de lácteos por otros alimentos que sean fuente de calcio de fácil asimilación. Uno de ellos es el cada vez más popular batido de soja. Se obtiene de la soja, una legumbre con interesantes propiedades nutritivas. El batido de soja es un líquido blanquecino, algo insípido, que se emplea como alternativa a la leche en ciertas enfermedades y en la dieta vegetariana. En comparación con la leche de vaca no contiene lactosa, caseínas (proteínas características de la leche), vitamina B12, grasas saturadas ni colesterol. Aporta similar cantidad de calcio y menos sodio y calorías. En cuanto a la grasa, predomina la de tipo poliinsaturado (omega-3 y omega-6). El batido de soja suele estar enriquecido en calcio y vitaminas (A, D, B12) y puede incluir aromas (vainilla, almendra, etc.) o zumo de frutas. Su consumo se considera adecuado en caso de alergia a la proteína de la leche de vaca, intolerancia a la lactosa, asma u otras afecciones respiratorias severas (los lácteos tradicionales aumentan y espesan las mucosidades) y en situaciones de riesgo cardiovascular.

En EROSKI tenemos una completa oferta de leche ajustada a las necesidades de cada consumidor que podréis encontrar en nuestro súper online

Además si quieres saber más sobre este sano alimento puedes hacerlo en EROSKI Consumer

Atención: nuestra página utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies