Receta de Fusilli EROSKI SeleQtia con calabacín

Fusilli EROSKI SeleQtia con calabacín

Fusilli EROSKI SeleQtia con calabacín

  • Tipo de plato: Primer plato
  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: Menos de 30 minutos
  • Marca: Eroski SELEQTIA
  • Autor: EROSKI

0 valoraciones

3/12/2012

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de fusilli bucati EROSKI SeleQtia
  • 100 g de cebolla
  • 100 g de calabacín
  • 100 g de pimiento piquillo D.O. EROSKI SeleQtia
  • 100 g de tomate EROSKI NATUR
  • 10 ml de aceite de oliva virgen extra EROSKI SeleQtia
  • Una pizca de sal EROSKI
  • Pimienta EROSKI

Cómo se elabora

Cocemos el fusilli bucati EROSKI SeleQtia en abundante agua hirviendo con sal y, una vez cocida, escurrimos la pasta y la reservamos ligeramente engrasada con aceite de oliva virgen extra EROSKI SeleQtia.

Sofreímos lentamente la cebolla cortada en juliana (en tiras) en el aceite de oliva virgen extra EROSKI SeleQtia hasta que esté blandita y ligeramente dorada.

Agregamos el calabacín cortado en rodajas.

Añadimos los pimientos del piquillo EROSKI SeleQtia cortados en tiras y damos unas vueltas con la cebolla y el calabacín.

Añadimos los tomates cortados en trozos, sazonamos con sal y pimienta y dejamos cocer durante 15-20 minutos.

Mezclamos bien los fusillis bucati EROSKI SeleQtia con la salsa y servimos en el momento.

Comentario dietético

Este plato sencillo de elaborar combina dos alimentos que no pueden faltar en una dieta equilibrada como son la pasta y las verduras. Los fusilli son ricos en hidratos de carbono y convierten al plato en una comida energética, de hecho, se recomiendan a personas con un alto desgaste energético, tanto laboral como de actividad física. Si se tiene en cuenta el tamaño de la ración, la pasta se puede incluir en todo tipo de dietas, incluso en las de control de peso.

La pasta es un alimento que apenas aporta grasa y las verduras que se añaden en esta receta tienen un contenido en calorías y grasa muy bajo, por lo que pueden formar parte del menú de las personas con problemas cardiovasculares.

Los vegetales contribuyen a aumentar el plato en vitaminas y fibra. La cebolla destaca por su contenido en compuestos sulfurados, unas sustancias que aportan el olor característico de este alimento y que protegen el organismo de diversas enfermedades como el cáncer.

Uno de los ingredientes principales de esta receta es el calabacín, una verdura muy consumida en la dieta mediterránea y de cualidades nutritivas apreciables. Por su escaso valor calórico es adecuado para dietas hipocalóricas, siempre que se consuma en preparaciones poco grasas. Es un alimento fácil de digerir, y está indicado para las personas con el estómago delicado.

El pimiento y los tomates enriquecen el plato en vitamina C y sustancias antioxidantes como los betacarotenos y el licopeno.
Como única fuente de grasa se incluye el aceite de oliva, cuyas propiedades excepcionales no podían faltar en esta receta tan saludable.

Atención: nuestra página utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies