Receta de Ensalada de mango y bonito fresco con vinagreta de melocotón

Ensalada de mango y bonito fresco con vinagreta de melocotón

Ensalada de mango y bonito fresco con vinagreta de melocotón

  • Tipo de plato: Primer plato
  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: De 1 a 2 horas
  • Autor: Ekilibria

0 valoraciones

17/7/2017

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de lechugas variadas
  • 200 g de mango fresco
  • 200 g de bonito fresco limpio
  • 50 g de calabacín
  • 50 g de cebolleta fresca
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 10 ml de vinagre de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • 40 g de melocotón fresco
  • Una pizca de sal
  • Unas gotas de vinagre de Jerez

Cómo se elabora

Troceamos en taquitos de bocado el bonito fresco, limpio de espinas y piel. Aliñamos con un par de cucharadas de aceite de oliva, sal y unas gotas de vinagre de Jerez e introducimos en la nevera durante 1 hora para que se marine.

Lavamos las lechugas variadas y dejamos que escurran mientras preparamos el resto de la ensalada. Pelamos y troceamos el mango y el calabacín pelado lo cortamos en finas láminas. Hacemos la base con las lechugas y sobre ellas colocamos los trocitos de mango, las láminas de calabacín y la cebolleta cortada en finas tiras. Agregamos por último los trocitos de bonito marinado por nosotros.

Elaboramos una vinagreta con el aceite de oliva, el vinagre de vino blanco, un diente de ajo y unos trocitos de melocotón fresco, agitamos bien para que sus jugos se mezclen con la vinagreta. Esta salsa se puede preparar unos 30 minutos antes para que el sabor del melocotón tenga más presencia en la vinagreta. Servimos la ensalada recién aliñada para que las lechugas mantengan su tersura.

Comentario dietético

El bonito es un pescado azul de gran calidad, es rico en grasas insaturadas cardiosaludables (omega 3) y proteínas, y posee gran sabor. Contiene importantes cantidades de vitamina B3, D y B12, principalmente, aunque contiene también hierro, potasio y fósforo. La presencia de mango añade importantes nutrientes como el magnesio y vitaminas A y C, además de la fibra y demás beneficios de la fruta. La presencia de verduras como la lechuga, calabacín y la cebolla aportan más fibra y suman minerales y vitaminas, que además se aprovechan del todo puesto que no hay pérdida en el cocinado al consumirlas en crudo. Es una receta de gran sabor, original y apta para un gran numero de consumidores.