Surtido

Tómate. La vida. A sorbos.

Ponte cómod@, dedícate un rato a ti mism@, lee un libro, mira tu serie favorita, escucha música…y en este momento de super relax… ¿Qué vas a prepararte? ¿Un café? ¿Una infusión?

En ocasiones elegir entre tomar una taza de café o una infusión no es fácil. Depende de las circunstancias, del momento del día, el estado de ánimo, los gustos personales, el estilo de vida… ¡Incluso de nuestra personalidad!

 

La verdad es que son dos bebidas muy polarizantes, pueden gustarnos las dos, pero casi siempre se es más de café o de infusión…☕

 

Hay quien no puede despertarse hasta que se toma un café, o unos cuantos…

Imagen1

Y hay quien no se puede ir a dormir sin tomarse una infusión relajante. ¿Manías?, ¿efecto placebo?, hay muchas teorías, pero está claro que estas dos bebidas tienen mucho poderío…

Imagen2

¿Qué hay de la mítica frase “tomamos un café”?, ¿hay alguna excusa mejor para disfrutar de un momento con amigos, arreglar el mundo, resolver un problema o simplemente contaros vuestras vidas? Es una gran fórmula contra el aislamiento social que poca gente puede rechazar…

 

Seas cafetero o infusionero seguro que hay muchas curiosidades que no sabes de ambas bebidas. Aquí te dejamos unas cuantas:

 

  • El té no es lo mismo que una infusión. El té de una única planta (Camellia sinensis), la cual da como resultado tres diferentes tipos de tés: negro, verde y oolong. Todo depende de cómo la hoja fue procesada. Los tés herbales, en realidad, son infusiones.

 

  • La palabra café significa “vino del grano” y proviene del árabe “qahhwat al-bun”.

 

  • Las primeras bolsitas para las infusiones aparecieron en 1908 y eran de seda.

 

  • Existen más de 100 variedades de café.

 

  • Las tisanas de perejil eran usadas por Cristóbal Colón para aliviar sus dolores de gota.

 

  • El país del mundo donde son más cafeteros es Finlandia.

 

  • Las bolsitas de té negro sirven para dar brillo y eliminar la opacidad de los muebles de madera.

 

  • Un grano de café es realmente un hueso de fruta.

 

  • El café tiene entre 80 y 185 mg de cafeína, mientras que el té tiene 15-70 mg. Por lo tanto, una taza de café nos da más energía, nos despierta más y actúa más rápido que una taza de té. Sin embargo, su efecto se pasa más rápido, mientras que la teína permanece más tiempo en nuestro organismo y tiene un efecto más prolongado.

 

 

Y ahora que ya estás un poco más ilustrado, recuerda que, del 8 al 21 de septiembre, si eres socio EROSKI club tienes un 10% de descuento en cafés e infusiones, por compra mínima de 3 unidades. Entra en la web o en la APP EROSKI y activa tu vale.

 

Acércate a tu tienda EROSKI habitual o entra en el súper online y hazte con una buena colección de cafés, tés e infusiones para llenar tu taza de momentos para ti o con los demás. Porque la vida sabe mejor, si te la tomas a sorbos…😊.

Comentarios

Comentarios 0

Crea tu cuenta y recibe nuestra newsletter semanal con la actualidad informativa y comercial de EROSKI

¿Te apuntas?
400562