Producto Local

Hablamos con Bodega Magalarte Zamudio

Hablamos con Lander Aretxabaleta de Bodega Magalarte Zamudio. Pasión por el Txakoli en Zamudio.

 

 

Sexta generación de txakolineros, ¿cuál es la historia de vuestra bodega?

 

Somos una bodega familiar, procedente del caserío Magalarte en las laderas occidentales de Zamudio y con tradición vitivinícola desde mediados del siglo XIX, heredada de padres a hijos durante al menos 6 generaciones.

Hoy en día, en nuestras nuevas instalaciones situadas junto al Parque Tecnológico de Zamudio, se aúnan tradición y tecnología punta.

La Bodega Magalarte Zamudio se acoge a la denominación de origen Bizkaiko Txakolina desde 1994, además todos nuestros viñedos están acogidos a sistemas de producción integrada partiendo siempre del principio de que el txakoli se hace en la viña y con la filosofía del respeto al medio ambiente, al viñedo y al entorno.

 

 

¿Cuándo y cómo decidiste que querías trabajar en la bodega familiar?

 

Desde que nací, me vi rodeado de viñas y entre copas. Tenía claro que seguir con la tradición iba a ser una de mis motivaciones y además es el respeto al trabajo y al esfuerzo de muchas generaciones anteriores.

 

 

¿Qué os diferencia del resto de bodegas de txakoli?

 

Tenemos grandes bodegas en Bizkaiko Txakolina y cada una de ellas tiene su historia. La nuestra nos diferencia por ser una familia que cuenta con seis generaciones, y este motivo hace que hayamos iniciado nuestra andadura incluso antes de la fundación de la denominación de origen.

 

 

¿Es complicado combinar tradición y vanguardia?

 

Sinceramente creo que es el reto y combinación perfecta. Disponemos de equipos y sistemas de elaboración de txakoli con métodos vanguardistas y nuevas técnicas enológicas, respetando siempre la tradición artesanal. Por eso los txakolis son el fruto del trabajo, tradición y una constante innovación.

 

 

Hay un relevo generacional en la dirección de las bodegas en general, pero también en el consumidor. ¿Cómo se acerca el txakoli a las nuevas generaciones?

 

Vivimos en un lugar idóneo para entender nuestra cultura y nuestras tradiciones. El txakoli cuenta con ambas y eso pone en valor para que las nuevas generaciones se acerquen al txakoli. Tenemos la gran fortaleza de que cada txakoli cuenta con una historia que hace que sea única y creo que las nuevas generaciones saben apreciar ese sentido de pertenencia.

 

 

¿Cual sería el mejor maridaje para vuestro txakoli?

 

Actualmente, el txakoli se ha convertido perfecto para maridarlo con lo que a uno más le guste. Entiendo que a veces somos muy de maridajes, pero les diría que el mejor maridaje es entre lo que te guste y lo que te apetezca.

 

 

Estáis dentro del programa de acompañamiento a productores de EROSKI, ¿Cómo os ayuda esto? ¿Cuáles son vuestros objetivos?

 

Es un programa que nos ayuda a identificar el estado del sector y las recomendaciones de mejora para seguir avanzando. Es un programa que versa sobre la sostenibilidad, en su plano más amplio de la palabra, tocando la calidad técnica y nutricional, la calidad medioambiental, así como la social y económica. Hay cada vez una mayor inquietud en aspectos medioambientales y eso es responsabilidad de todos y todas.

 

 

¿Cuales son vuestros próximos pasos?  ¿y vuestro sueño?

 

No nos vamos a conformar con seis generaciones y por lo tanto nuestro sueño es que haya una próxima generación que siga con el relevo de una historia centenaria. Como dice mi padre, ser productor de vino no es una profesión, es un estilo de vida que disfrutamos en familia.

Comentarios

Comentarios 0

Crea tu cuenta y recibe nuestra newsletter semanal con la actualidad informativa y comercial de EROSKI

¿Te apuntas?
414634