Rafa Gorrotxategi: tradición e innovación juntas, en un dulce bocado

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

Ahora, más que nunca, es el momento de apoyar a nuestros productores que siempre han estado ahí. Por eso apoyamos el consumo de producto local del País Vasco poniendo en nuestra casa, productos de los de casa.

Nuestros hipermercados guipuzcoanos, EROSKI Garbera y EROSKI Urbil, recibieron en 2003 una marca muy dulce y familiar. La de Rafa Gorrotxategi y sus chocolates, turrones, tejas, pastas de té… Hoy, más de quince años después, seguimos trabajando de la mano con la misma ilusión del primer día y sus productos están presentes en nuestros hipermercados de Gipuzkoa, Bizkaia y Alava.

Rafa Gorrotxategi es el máximo responsable de la empresa RAFA GORROTXATEGI 1680, S.L., además de nieto, hijo y padre de una saga familiar volcada en satisfacer y sorprender el paladar con sus dulces creaciones. Nadie mejor que él, para acercarnos al corazón de esta empresa ubicada en Tolosa en la que trabajan habitualmente 9 personas, aunque ahora en campaña navideña, duplican su plantilla.

¿Cuál es la historia detrás de Rafa Gorrotxategi?
Nuestra empresa es familiar. La primera generación comienza en el año 1925 con mis aitonas Jose Mari y Rafaela, cuando cogen en traspaso una casa-obrador que se remonta al año 1680. La segunda generación es la formada por mis padres desde 1955, José Marí y Mirentxu.

Desde el año 1993 tomo el mando del pequeño obrador de la pastelería, siguiendo los pasos de mi familia, en tradición y artesanía. En 2016 comienzo una nueva aventura en solitario, creando la empresa actual: Rafa Gorrotxategi 1680. El pasado año 2019, comienza ya la cuarta generación de la familia, entrando a trabajar conmigo mi hijo Armintz. Siguiendo estos pasos, este año se acaba de incorporar el benjamín, mi hijo Joanes.

¿Qué tienen de especial los productos que ofrecéis?

Siempre intento crear productos con sabores originales y sorprendentes que, a la vez, lleven nuestra identidad; utilizando ingredientes como almendra Marcona, cacaos de alta gama, cuidando la calidad y la presentación.

Y después de la creación….

Divulgación, tradición e innovación. Colaborando con diferentes cofradías gastronómicas, realizando diversas conferencias, siempre dispuesto a dar a conocer nuestra cultura y la importancia que ha tenido en el País Vasco. Además, acabo de inaugurar un Museo del Txokolate en mis instalaciones.

No hay más que probarlos para saber que tienen algo especial pero… ¿qué es lo que más valoran de vuestros productos los consumidores?

La presentación, la calidad y el producto artesano regional.

Colaborar con EROSKI ha sido un gran apoyo para dar a conocer nuestra marca y productos por todo Euskal Herria. Además, poder participar en los talleres con clientes del aula de Garbera, o en demostraciones y degustaciones en el hipermercado del Boulevard de Vitoria la consolida aún más entre los clientes.

¿Un deseo a futuro sobre el producto local en general?

Que el público siga sensibilizándose con el sector primario y apoyando a las pequeñas empresas artesanas locales.