Un tipo de pasta para cada ocasión

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

Macarrones, espaguetis, tallarines, raviolis… La pasta es uno de los alimentos favoritos y más populares a nivel mundial. Versátil, deliciosa, fácil de cocinar y uno de los pilares de la dieta mediterránea. Pero ¿eres realmente un maestro de la pasta? ¿conoces todos los tipos que hay y la manera de prepararla? Bien cocinada y con la salsa o el aderezo perfecto, puede convertirse en uno los mejores y más completos platos de tu menú.

La pasta es básicamente una masa de harina de trigo mezclada con agua y sal. A partir de esta base, se puede añadir huevo u otros ingredientes, o hacerla con harina integral o de otros cereales o legumbres. Es fuente de hidratos de carbono, fibra y vitaminas del grupo B.

Existen muchos tipos de pasta, podemos clasificarlas así:

  • Pasta seca.
  • Pasta enriquecida o fortificada: se añaden nutrientes como huevo, harina de soja, vegetales, etc.
  • Fresca: no se somete al proceso de secado y, por tanto, tiene más humedad y se conserva solo durante unos días.
  • Integral: con más fibra, vitaminas y minerales.
  • Rellenas: de queso, carne, verduras, setas.

A LA HORA DE LA COMPRA…

La oferta que puedes encontrar en EROSKI es muy amplia y variada. Desde pastas más clásicas a propuestas nuevas como las pastas BIO o sabores más sugerentes como los spaguetti de ajo Eroski SeleQtia. Toma nota:

1. Si buscas una buena relación calidad-precio, tu opción son las clásicas: macarrones, tallarines, plumas…

2. ¿Conoces nuestra nueva gama de pastas BIO Eroski? Está elaborada con ingredientes procedentes de cultivos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Elige entre espaguettis, plumas o fideo cabellín.

3. Quieres algo rápido: opta por la pasta de cocción rápida de nuestra marca. ¡La pasta lista en 3 min!

4. Te gusta cuidarte: las opciones integrales son más saludables pues contienen más fibra.

5. Lo tuyo es nivel gourmet: prueba las variedades de nuestra marca SELEQTIA como los Fettuccine all’uovo, Conchiglie Ai Cinque Colori, Pennoni, Spaghetti Al Nero Di Seppia, Spaghetti Aglio Peperoni…

6. Quieres cocinar para tus hijos: elige las formas pequeñas y divertidas como las mini pajaritas o mini plumas.

UNA SALSA PARA CADA PASTA

No todas las salsas van bien a todas las pastas. Podemos combinar nuestro plato de pasta con nuestros ingredientes favoritos, pero lo cierto es que ciertas salsas se emparejan mejor con determinadas variedades de pasta.

Pasta corta
Como los Macarrones, Plumas, Penne, Farfalle, Gnocchi, Fussilli o Espirales. En Eroski podrás encontrar una gran variedad de tamaños y formas de muchas marcas que combinan mejor con texturas cremosas y densas como la bolognesa o la ricota, que se meten en los huecos y pliegues.  Algunas, como los lazos o Farfalle, quedan especialmente bien con salsas finas y en ensaladas.

Pasta larga
Spaghettis, Fettucine, Fusilli lunghi, Linguine, Bucatini, Nidos.

Funcionan muy bien con salsas sencillas de sabor intenso como sofritos, salsa de verduras, pescados y mariscos o pesto, que se adhieren bien a la pasta. Una idea: Spaguetti al nero di sepia con mejillones y verduras. https://www.eroski.es/inspirate/recetas/spaghetti-al-nero-di-seppia-mejillones-verduras/

Pastas rellenas

La clave es que el sabor de la salsa no oculte nunca el sabor del relleno, que es el protagonista del plato. Se pueden utilizar salsas sencillas y suaves, de tomate o de quesos, dependiendo del tipo de relleno.

#trucoEROSKI: sabrás que la salsa es la adecuada para tu pasta cuando no quede gran parte de ella en el fondo de la cazuela.

LA CLAVE ESTÁ EN LA COCCIÓN

Elijas la variedad que elijas, una buena pasta debe tomarse en su punto óptimo de cocción, es decir, “al dente”: firme pero no dura. Sigue estos pasos:

1.- Elige un recipiente amplio con abundante agua y lo pones a hervir.

2.- Cuando rompa a hervir, añade la sal: 1 cucharada sopera por cada 2 litros de agua. Y seguido la pasta.

3.- En función del tipo de pasta, la cocción suele durar entre 8 y 10 min. En el caso de las de cocción rápida, bastará con 3 min. El tiempo suele depender del tamaño de la pasta, cuanto más fina, menos tiempo. #trucoEROSKI: para saber si la pasta está al dente, hay que partirla por la mitad y si se ve un puntito blanco en el centro, está lista.

4.- Salvo que vayas a consumirla fría, en ensalada, por ejemplo, no la pases nunca por agua fría. La escurres y la mezclas bien con la salsa o el refrito que tengas ya preparado.

¿Por qué deberías cocinar la pasta al dente? Descúbrelo AQUÍ.

Si quieres potenciar el sabor de tu plato de pasta, puedes optar por la cocción que los italianos denominan “Mantecatura”, que es cocer la pasta con algo más que agua, añadiendo alguna mezcla de vino, cítricos o  cociéndola en un caldo reducido de pescado, por ejemplo.

De esta forma, la pasta quedará muy sabrosa.

¿Ya has encontrado el tipo de pasta que mejor va con tu receta favorita? Como ves, es todo un mundo por descubrir ¡vas a tener que probarlas todas!

EROSKI hace uso de cookies propias y de terceros. Si acepta expresamente nuestra política de cookies o continúa navegando por distintas páginas, accediendo a diferentes áreas y menús, mediante esa acción afirmativa acepta su instalación y uso. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies