Yogures. Sabores. Amores

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

A quien le gusta un buen yogur, sabe que son perfectos para llevar al trabajo. Son ideales para muchas recetas top, o para añadirles cualquier topping rico. Quien es fan del yogur, sabe que todos los formatos son buenos. Ya seas de innovar con los veganos y el kéfir, o no haya quien te saque del clásico de toda la vida… en EROSKI tienes para elegir entre más de 600 yogures y enamorarte con todos sus detalles.

Y para detalles del yogur, los que descubrirás si sigues leyendo…

¿Qué tienen en común con el yogur la penicilina, las patatas fritas y el marcapasos?

Todos fueron descubiertos por accidente. También lo fueron las galletas con chips de chocolate, los posts it, la sacarina y otras muchas más… Pero lo del yogur fue un grato error.

Se descubrió en la antigua Mesopotamia, tras almacenar en una bolsa de piel de cabra la leche fresca ordeñada, dejándola olvidada. Debido al tejido de la piel y las altas temperaturas comenzaron a trabajar las bacterias provocando su fermentación. Y voilá ¡yogur!

Su nombre lo dice todo.

Proviene del turco “yogurur” que significa “larga vida”. Tan larga, que llevamos comiendo yogur desde el año 5000 A.C, más de 70 siglos. ¡Casi nada!

Un cosmético ancestral

Ya era usado como mascarilla facial en el año 2000 A.C. Por su cantidad de ácido láctico, la piel se veía más radiante. Actualmente sirve como ingrediente de muchos productos cosméticos naturales o para hacer tus propios cosméticos en casa. Mezclándolo con azúcar puede ser un exfoliante corporal natural y mezclándolo con miel un acondicionador para el pelo. ¿Te atreves a probarlo?

Primero fue con la tortilla (con y sin cebolla), luego con la pizza (con y sin piña). Y ahora le toca al yogur… ¿Lo comes con o sin líquido?

Normalmente hay prejuicio en torno al líquido que se ve sobre el yogur nada más abrirlo. Si te daba “cosa”, puedes respirar tranquila/o ya que es el propio yogur; solo que es su parte líquida que se queda almacenada arriba. Y se compone de calcio, agua y fósforo.

 

peq pexels-photo-3547176 (1)

70 siglos de historia, ¿y solo lo comes como postre? Veeenga, que te damos 2 ideas fáciles para probarlo en platos salados.

1-.Pan casero a la plancha de 2 ingredientes:

Necesitas 250g o dos unidades de yogur griego o clásico natural sin azúcar ni edulcorante. Y 260g o dos tazas de harina, (mejor integral) con una pizca de sal (opcional).

Solo tienes que calentar el yogur unos segundos en el micro y después amasarlo en un bowl con la harina (tamizada mejor). Una vez mezclado, hacer forma de bolitas (unas 6).

Después, con un chorrito de aceite de oliva aplanar la bolita en la misma sartén y dejar a fuego medio hasta que se dore vuelta y vuelta.

¡Voilà! Tendrás un pan tipo “pita” para acompañar a un buen curry o falafel, para usar como un taco o para enrollarlo con un relleno rico.

 

pan horiz

2.-Guacamole cremoso ¡mmmmmmmhhh!

Necesitas 3 aguacates pequeños o 1 y medio grande. 1 tomate, media cebolla y un yogur natural o griego. Para aliñar, zumo de limón o lima, sal y cilantro al gusto.

Aplasta la carne del aguacate en un mortero hasta conseguir una textura cremosa con trocitos. También puedes aplastarlo con un tenedor en un cuenco. Y nunca con batidora, o te arriesgarás a que te prohíban la entrada en México 😉.

Añade el tomate y la media cebolla picada en dados, y un buen chorro de limón.

Antes de añadir el cilantro picado y la sal, añade unas buenas cucharadas de yogur natural o griego sin azúcares ni edulcorantes, remueve ¡y a comer!

Es una versión del guacamole tradicional, más suave y cremoso, ideal para acompañar otras comidas, como salsa o para dipear con zanahorias, panecillos, totopos…

guaca pexels-photo-4562975 (1)

Anímate a experimentar con el yogur. Su sabor ácido combina genial con:

  • Frutos secos como las nueces y los cacahuetes, para recetas saladas o dulces.
  • Especias como el curry, la canela y la pimienta, para salsas.
  • Hierbas aromáticas como la menta o el cilantro, para aliños.

Su textura cremosa es ideal para salsas. Para pescados, carnes o para platos vegetarianos. Añádelo a las ensaladas de pasta, wraps o sándwiches.

 

cua pexels-photo-6546025 (1)

Además de tener muchos años, hay muchos tipos:

  • Más líquido, como el suizo o más espeso como el griego.
  • Más suave, como el natural o más ácido como el Kéfir.

Más saludables, sin azúcares ni edulcorantes …

Y no olvides que hasta el 30 de junio si eres socio tendrás un -10% de descuento en todos los yogures por la compra de 4 o más packs. Solo entra en la web o en la APP EROSKI y activa tu vale.*

*Descuento aplicable a una sola compra.

 

No dejes para mañana los yogures que puedas comerte hoy 😉.

EROSKI contigo.