Temporada bonito del cantábrico del norte

Es tiempo de Bonito

¡El bonito del Cantábrico ya está aquí! Como todos los veranos, el bonito del Norte regresa al mar Cantábrico para el deleite de nuestros paladares. Pescado con anzuelo para que el pez no sufra y ofrezca una carne de mayor calidad, es uno de los alimentos más apreciados gracias a su sabor y su versatilidad en la cocina.

En EROSKI, además, te lo preparamos a tu gusto ¡y sin esperas! Pídelo entero, en rodajas… nuestro personal te aconsejará lo mejor para tus recetas. O si lo prefieres cómpralo en nuestro súper online y te lo llevamos a casa.

El bonito del Norte

El bonito del norte o atún blanco vive durante el invierno en las aguas próximas a las Azores y se desplaza a finales de la primavera al mar Cantábrico. Es durante estas migraciones cuando se inicia la campaña del bonito, llamada costera, que acaba generalmente en septiembre.

Perteneciente al grupo de los pescados azules, es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Con la ventaja que es bajo en grasas saturadas, y tiene un alto contenido de Omega 3.

Posee un cuerpo esbelto y alargado caracterizándose por su enorme boca, con dientes cónicos y pequeños y por sus ojos grandes y redondos. Es azul plateado y en el vientre pueden observarse reflejos irisados.

Como diferenciar el bonito del atún

El bonito del Norte tiene una longitud de hasta 140 cm y pesos de hasta 60 kg. Podremos diferenciarlo del atún principalmente por la longitud de su aleta pectoral, bastante más larga, así como por las rayas oblicuas de color oscuro que presenta a ambos lados de la zona dorsal. Además, su carne es más blanca y sus ojos más pequeños.

¿Cómo embotar el bonito?

Si disponemos de una gran cantidad de bonito, podemos embotarlo en conserva en nuestra casa mediante un proceso sencillo y conservarlo así para cuando lo necesitemos.

El bonito debe ser de tamaño medio, cortado en rodajas gruesas de unos ocho centímetros y deslavadas en agua caliente salada. Por cada litro de agua agregamos 150 gramos de sal y dejamos cocer durante unos 10 minutos, sin que el agua hierva. Pasado este tiempo, dejamos enfriar y, una vez frío, limpiamos las pieles y las espinas y sacamos los trozos.

Tras comprobar que el bonito está bien cocinado en el interior, lo escurrimos, secamos con la ayuda de un trapo de cocina de hilo e introducimos en los botes lavados. Apretamos bien los trozos y cubrimos con aceite de oliva o de girasol. Una vez hayamos introducido estos ingredientes, cerramos los botes y los esterilizamos en una cazuela con agua cubriendo los botes en su totalidad. Según se evapore el agua, introduciremos más cantidad. Los dejaremos cocer durante un mínimo de una hora y un máximo de dos horas a una temperatura de 100ºC.

Una vez pasado este tiempo de esterilización, dejaremos enfriar los botes dentro de la cazuela con el agua. Cuando estén fríos, los etiquetaremos y conservaremos en un lugar seco, a una temperatura fresca y alejados de la luz. El tiempo máximo de conservación es de un año.

Existen además, mil maneras de cocinar el bonito ¡Consulta nuestras recetas aquí!

Atención: nuestra página utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies