¿Lavamos bien las frutas y verduras?

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

¿Lavamos bien las frutas y verduras?

Siempre pero más en estos días debemos asegurarnos de lavar correctamente frutas y verduras.

Según Monica Cid, responsable de calidad de Eroski, “Una mala higiene de las frutas y verduras puede acarrear desde pequeños malestares intestinales hasta intoxicaciones más graves por lo que es importante asegurarnos de lavarlas correctamente.”

Aquí te damos algunas recomendaciones que te pueden ayudar:

  • Lavarse muy bien las manos con agua y jabón antes de manipular las frutas y verduras y cualquier otro alimento.
  • Colocar las frutas y verduras bajo el agua del grifo y frotarlas hasta asegurar que hemos eliminado toda la suciedad.
  • Si los productos tienen hojas (cogollos, lechugas..) no vale con lavarlas por fuera, hay que separar bien las hojas y limpiarlas una a una.
  • No utilizar jabón o detergente ya que podrían quedar restos en el producto al consumirlo.
  • Los productos específicos que desinfectan frutas y verduras no son necesarios
  • Secar la fruta o la verdura con papel de cocina. Si usamos un trapo asegurarse de que esta recién lavado.
  • Como norma general, las frutas y verduras se lavan en el momento en que se vayan a consumir o utilizar, pero puedes también lavarlas al llegar a casa

Es importante lavar toda la fruta, incluso aquella que vayamos a pelar antes de consumirla o las de piel más dura como la piña.

  • Los productos más delicados como fresas o frutas del bosque son muy sensibles así que es mejor ponerlas bajo el grifo en un colador o recipiente y frotarlas muy suavemente con las manos.
  • Las verduras con flores, como la coliflor o el brócoli conviene lavarlos una vez cortados. Colocamos las flores en un colador y las pasamos por agua frotándolas suavemente.
  • Las lechugas, coles, acelgas y otras hojas es muy importante limpiarlas bien, aunque nos lleve algo más de tiempo. Debemos separar las hojas, dejarlas a remojo unos minutos, moverlas bien y pasarlas de nuevo por agua. En estos casos es muy importante secarlas bien, sobre todo cuando se van a comer crudas para evitar que nos estropeen una ensalada por exceso de agua. Instrumentos como los centrifugadores de vegetales son muy útiles en estos casos.
  • Los puerros tienen muchas capas y si vamos a utilizar la parte verde hay que hacerle un corte a lo largo que nos permita separar las hojas y eliminar toda la tierra y suciedad que ha podido quedar en ellas.
  • Los tubérculos como patatas, boniatos, zanahorias.. se pueden dejar a remojo unos minutos para ablandar la suciedad. Después los frotamos bajo el agua, utilizando un cepillo específico para que sea más fácil, y aclarar bien.
  • En contra de lo que se pueda pensar, también es importante lavar setas y hongos. Cepillar bien la suciedad primero, pasarlas por agua o cuidadosamente con un papel húmedo y luego secarlas bien. No dejarlas a remojo o guardarlas mojadas.

EROSKI hace uso de cookies propias y de terceros. Si acepta expresamente nuestra política de cookies o continúa navegando por distintas páginas, accediendo a diferentes áreas y menús, mediante esa acción afirmativa acepta su instalación y uso. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies