Nuestro compromiso con la sostenibilidad no es algo que empiece hoy y tampoco acabará mañana. Nuestra apuesta es un camino basado en nuestros principios y no tiene un final, porque siempre habrá algo que mejorar en términos de sostenibilidad.

Una buena muestra de ello es que junio de 2021 fuimos la primera cadena de distribución alimentaria a nivel nacional en España en adherirnos al Código de Conducta Responsable para Prácticas de Marketing y Negocios Alimentarios de la Unión Europea y lanzar nuestro compromiso de alcanzar las cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050. Es decir, ser una compañía neutra en CO2 con esa fecha límite.

Seguimos avanzando así en nuestro compromiso por la lucha contra el cambio climático.

Desde 2017 hemos reducido la huella de carbono más del 39%, lo que ha supuesto evitar al año la emisión de 165.980 toneladas de CO2. Lo que equivale aproximadamente a las emisiones de más de 88.000 coches en España circulando 10.000 km.

Para ello hemos llevado a cabo una serie de acciones que implican actuar en todas las fases de la cadena de valor en las que nuestra actividad tiene un impacto en el medio ambiente.

 

Primer Camión 100% eléctrico

En este sentido, la mejora del transporte y la logística en términos de sostenibilidad, descarbonización en concreto, es uno de los puntos importantes que tenemos en cuenta. Y, por eso, disponemos ya del primer camión 100% eléctrico de la cornisa cantábrica.

Este camión, un Volvo FE Electric, está impulsado por dos motores eléctricos para un total de 300Cv alimentados por hasta cuatro baterías. Es prácticamente silencioso y tiene una autonomía de 200 km. Un vehículo cero emisiones que evitará emitir anualmente 27,6 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Este proyecto ha sido desarrollado gracias a la colaboración de un conjunto de empresas enmarcadas en el ámbito del transporte, la logística y la sostenibilidad.

A finales de abril se pone en funcionamiento en la ciudad de Pamplona, con unas dimensiones exteriores y una capacidad de carga similar a los vehículos convencionales, pero propulsado por energía verde por lo que su efecto es 0 emisiones de CO2.

camión eléctrico eroski

Un vehículo íntegramente eléctrico, reporta una serie de ventajas de cara a los clientes y las ciudades. Los vehículos pesados de estas características usan normalmente combustibles fósiles (diésel principalmente) como fuente principal de propulsión y generan tres tipos de contaminación:

  • Emisiones contaminantes que pueden afectar a la salud humana: como los óxidos de nitrógeno (NOx), el dióxido de azufre (SO2) y las partículas en suspensión (PM10, PM2,5) entre otros. Las dos últimas son las que forman la boina anaranjada que se ve en determinados núcleos urbanos. Afectan a la calidad del aire y pueden generar problemas de salud en los seres vivos.
  • Emisiones de CO2: favorecen el cambio climático y a corto, medio plazo también pueden tienen impacto en la salud de las personas.
  • Emisiones acústicas: el ruido que generan los motores con combustibles fósiles también es un contaminante que puede afectar a la salud de las personas y deteriorar su calidad de vida.

 

El camión eléctrico evita estos tipos de contaminación, por lo que contribuirá a conseguir zonas de bajas emisiones en las grandes ciudades, en línea con lo exigido por la nueva Ley de Cambio Climático. Además, el motor de propulsión y el motor de frío eléctricos suponen que el ruido sea mínimo. De hecho, por temas de seguridad vial, actualmente se les está añadiendo un ruido artificial a los vehículos eléctricos.

Son 5 las tiendas de Pamplona que cuentan con servicio tres veces al día mediante este vehículo eléctrico: Iturrama, Yamagutxi en la calle García Nájera, San Juan en la Avenida Bayona, Virgen de Ujúe y la tienda de la Avenida Zaragoza 40-44.

 

Comprometidos con la neutralidad de carbono. Seguimos nuestro camino. Contigo

Comentarios

Comentarios 0

Crea tu cuenta y recibe nuestra newsletter semanal con la actualidad informativa y comercial de EROSKI

¿Te apuntas?
395515