Hacer bien la compra es cuestión de organizarse

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

1. Conviene planificar el menú semanal para evitar la improvisación

Te ayudará a disfrutar de una alimentación variada y saludable y a reducir la cantidad de alimentos desaprovechados. Para ello, puedes utilizar todo lo que te ofrecemos en esta guía: la Pirámide de Alimentación Saludable, las tablas de productos de temporada, el ejemplo de Plato para Comer Saludable, la plantilla para elaborar menús y la herramienta nutricional Ekilibria.

2. Una lista para comprar solo lo imprescindible

Hacer bien la compra es cuestión de organizarseEs bueno pensar la cantidad que necesitarás de cada alimento, según las comidas previstas, los comensales y las necesidades especiales de alguno de ellos. Será de ayuda anotar los productos según los diferentes grupos –verduras, frutas, platos elaborados, congelados…–, o por su lugar de almacenamiento -despensa, frigorífico, congelador…- con lo que ahorrarás tiempo al buscarlos en la tienda.

3. En la tienda

Hacer bien la compra es cuestión de organizarsePuedes diseñar tu ruta en función de los productos que vas a comprar. Una idea es empezar por no refrigerados, seguir por los frescos, los fríos y dejar para el final los congelados. Procura evitar pasar por pasillos innecesarios y tómate tu tiempo para comparar productos utilizando para ello la información y etiquetado nutricional frontal de los envases, como el Semáforo Nutricional o el Nutri-Score de nuestros productos EROSKI. Comprar con hambre aumenta las posibilidades de que adquieras una opción no saludable o más cantidad

4. Atención a las fechas

Hacer bien la compra es cuestión de organizarseEs importante vigilar la fecha de caducidad (que indica el momento hasta el cual el alimento puede consumirse de forma segura) y la de consumo preferente (que establece el momento hasta el que el alimento conserva el gusto y la textura intacta, y todavía está en buenas condiciones para su consumo).

5. En casa, orden y conservación

Hacer bien la compra es cuestión de organizarseUna vez hecha la compra, es importante cómo almacenamos los productos. Hacerlo correctamente alarga su vida útil, impide que los microorganismos se multipliquen y evita que pierdan sus propiedades nutritivas y se deteriore su aspecto. Es necesario saber si, una vez abierto, el producto tiene que ir refrigerado o congelado. También es recomendable agrupar los alimentos y colocar más cerca y a la vista los de uso más frecuente.

¿Quieres dejar un comentario?

EROSKI hace uso de cookies propias y de terceros. Si acepta expresamente nuestra política de cookies o continúa navegando por distintas páginas, accediendo a diferentes áreas y menús, mediante esa acción afirmativa acepta su instalación y uso. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies