Los hechos confirman que las personas quieren comer bien, pero no saben cómo hacerlo

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

Los hechos confirman que las personas quieren comer bien, pero no saben cómo hacerlo

Escuchar podcast:

Descargar


No podemos tener adultos sanos si no hay niños sanos


Paula Crespo Escolar es una de esas mujeres con talento y compromiso con la sociedad en la que vive. Desarrolla todo su conocimiento y pasión por la nutrición entre el Hospital Campo Grande, en el que es Nutricionista, y la Universidad Europea Miguel de Cervantes, en la que imparte clases y forma parte del equipo de investigación.

Tiene clarísima la importancia de saber comer bien y defiende que deberíamos formarnos en ello desde la infancia.

Nos muestra una de las paradojas con las que vivimos y es que cada vez hay más conciencia de que es necesario comer bien para nuestra salud, pero cada vez comemos peor. El incremento en el número de personas con obesidad así lo atestigua. Por tanto, no es una cuestión de no querer, sino de no saber cómo comer.

Según Paula, a la hora de ir a comprar y con la tan alta variedad de productos que hay, se hace muy complicado elegir bien. Este es otro de los grandes problemas que ve. Por eso, siente absolutamente necesario unas buenas herramientas y un etiquetado claro. El semáforo nutricional o Nutriscore, por ejemplo, es de agradecer y afirma que todo lo que permita a la sociedad comprar mejor es totalmente necesario.

Todas estas interesantes reflexiones y algunas más están en este vídeo que ahora te invitamos a ver.

Sabemos lo que es bueno y lo que es malo, pero la consciencia sobre lo que es bueno y lo que es malo no te lleva a cambiar de hábitos, hay que pasar a la acción.

Soy Paula Crespo Escobar y soy una mujer que cuenta.

Comer bien es como la clave de la salud. Diría que cada vez hay más consciencia, pero realmente, a día de hoy, no podemos decir que cada día comamos mejor, porque la obesidad va en aumento. Entonces es como un poco una paradoja. Muchas veces hay gente que no es que no quiera, sino que simplemente no sabe cómo hacerlo bien.

Si por mí fuese, enseñaría igual que dos más dos son cuatro desde pequeños, enseñaría a comer bien, o sea, que fuese una asignatura. No podemos tener adultos sanos si no hay niños sanos.

Falta mucha educación nutricional, yo creo, en la sociedad, sobre todo a la hora de ir a comprar, cada vez tenemos muchísima más variedad de productos. Todo aquello que sea facilitar la opción saludable al consumidor siempre es una buena opción, porque la opción saludable siempre tiene que ser la más fácil.

Es una herramienta que también hay que enseñar a la sociedad a utilizarla, por supuesto, como todo lo nuevo. Toda apuesta por la facilidad de la elección de los alimentos saludables es un paso hacia la responsabilidad de mejorar lo que es la compra del consumidor.

Siempre donde sale, lo digo, que yo soy conquense y montillana. Para mí el ejemplo es mi abuela porque me parece que es una generación que ha visto cambiar la vida tanto… Y se han sabido adaptar. Claro, ella siempre decía… Falleció una semana antes. Yo le decía: «Abuela, que han mandado esto a lo de la Diputación a ver si me lo dan.» Y ella siempre decía: «Bueno, da igual, aunque no te lo den, yo me voy a ir – porque ella era muy consciente de qué iba a pasar–, aunque no te lo den, para mí eres la conquense excelente de este año y del que viene y del siguiente… Que para mí lo eres. Da igual lo que digan los de la Diputación, que para mí lo eres».

Y sí que me he dado cuenta de que si algo me gusta soy capaz de aguantar lo que me echen.

Más historias de mujeres que cuentan:

Todas las historias

¿Quieres dejar un comentario?

EROSKI hace uso de cookies propias y de terceros. Si acepta expresamente nuestra política de cookies o continúa navegando por distintas páginas, accediendo a diferentes áreas y menús, mediante esa acción afirmativa acepta su instalación y uso. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies