¿Y si tengo una necesidad o estilo de vida especial?

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

¡Tenemos un plan para comer mejor! Ya decíamos en nuestro artículo Vamos a hacerlo rico ¡y equilibrado! que uno de los patrones alimentarios saludables que mejor encaja en nuestro entorno por disponibilidad de alimentos, aspectos culturales…, es la Dieta Mediterránea. En él te contábamos la información que necesitas, clara y sencilla para seguirla y llevar una alimentación equilibrada.

Pero existen necesidades especiales que hacen que eliminemos algún alimento o grupo de alimentos de nuestra alimentación. Puede ser por alergias, intolerancias alimentarias, celiaquía o por un estilo de vida diferente como el vegetarianismo.

¿Y si tengo una necesidad o estilo de vida especial?

Sin gluten, ni lactosa, bajos en grasa o en sal, fuente de calcio, ricos en proteínas, o de origen vegetal. A veces, lo que necesitas no es fácil de encontrar. En EROSKI, sea cual sea, tenemos una solución para cada necesidad nutricional Y, para ponértelo más fácil, incluimos en nuestros packs toda la información nutricional que necesitas.

VER SOLUCIONES

Cuando padecemos algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria nos vemos en la necesidad de eliminar algún alimento o grupo de alimento de nuestra alimentación.

Intolerancia alimentaria

El cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes, porque no produce el compuesto necesario para digerir y absorber dicho nutriente.

Aunque puede tener síntomas similares a los de una alergia, el sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen. Y al igual que en las alergias el tratamiento pasa por eliminar de la dieta la sustancia que no se tolera, aunque dependiendo del grado de intolerancia, es posible que se pueda tomar cierta cantidad.

La intolerancia a la lactosa es la más frecuente en nuestra población. La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa que se produce en el intestino para digerir la lactosa, pero cuando este no genera lactasa o lo hace en muy poca cantidad, la lactosa no puede ser absorbida, lo que genera síntomas, sobre todo, intestinales.

El tratamiento pasa por eliminar o reducir la ingesta de productos lácteos de la dieta. También se deben mirar las etiquetas de los alimentos para buscar fuentes ocultas de lactosa en productos no lácteos y evitarlas, sobre todo en productos ultraprocesados, por ejemplo, embutidos, bollería, galletería, platos precocinados, panes… La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa pueden tomar hasta 1 yogur al día sin tener síntomas.

Para poder llevar esta intolerancia de forma saludable, en EROSKI te ofrecemos un gran abanico de productos que no contienen lactosa. Ver productos sin lactosa

Alergia alimentaria 

El sistema inmune reacciona contra ciertas sustancias presentes en los alimentos al reconocerlas como extrañas, que reciben el nombre de alérgenos. Las personas con alergias graves deben ser extremadamente cuidadosas con los alimentos que consumen. Aunque poco frecuentes, las reacciones alérgicas a los alimentos se manifiestan de distintas formas y algunas de ellas, como el shock anafiláctico, pueden ser muy graves.

La mayoría de la gente piensa que la alergia es una patología frecuente. Sin embargo, la alergia alimentaria es rara y sólo alrededor del 1-2 % de la población adulta ha sufrido de verdad reacciones adversas a alimentos.

Dependiendo de la edad, las alergias pueden ser permanentes o pueden desaparecer con el paso del tiempo. En un 90% de los casos están provocadas por un determinado alimento. El único remedio 100% eficaz es no ingerirlo.

Las sustancias que son más susceptibles de provocar alergia o intolerancia alimentaria son cereales que contienen gluten, pescados, crustáceos (langosta, gamba, centollo…), moluscos (mejillón, pulpo, calamar…), huevos, frutos secos, cacahuetes, lácteos, soja y derivados, apio, mostaza y derivados, granos de sésamo y derivados, altramuces o sulfitos. Durante la infancia, los alimentos más comunes que provocan alergias son huevos, trigo, leche y soja.

Para que las personas con alergia a la proteína de la leche puedan llevar una dieta que no afecte a su salud, pero que a la vez sea equilibrada, en EROSKI contamos con una gran variedad de productos sin leche Ver productos sin leche

También estamos comprometidos con aquellas personas que tienen alergia al huevo. Este alimento puede estar oculto en otros en pequeñas cantidades. Aquí puedes encontrar todos nuestros productos que no contienen huevo. Ver productos sin huevo

Enfermedad celiaca 

Realmente no se puede considerar exactamente ni una intolerancia ni una alergia. Es una enfermedad sistémica provocada por el gluten en individuos genéticamente susceptibles. El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales como son el trigo, cebada, centeno, triticale, espelta y algunas variedades de avena.

En Europa se estima que afecta al 1% de la población, siendo más frecuente en las mujeres.

El único tratamiento que existe actualmente para la Enfermedad Celiaca es la dieta sin gluten para toda la vida, la ingestión de pequeñas cantidades de gluten puede producir lesiones intestinales, aunque no siempre aparezcan síntomas. La dieta sin gluten no debe iniciarse antes de tener el diagnostico de un especialista, ya que dificultaría el diagnóstico de la enfermedad.

Para llevar una correcta dieta sin gluten se aconseja tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Se eliminará de la dieta cualquier producto que lleve como ingrediente trigo, avena, cebada, centeno, espelta, triticale y/o productos derivados: almidón, harina, panes, pastas alimenticias, etc.
  • Sí pueden tomar todo tipo de alimentos que no contienen gluten de forma natural: frutas, verduras, hortalizas, cereales sin gluten (arroz y maíz), legumbres, tubérculos, huevos, leche, pescados, carnes.
  • Es conveniente leer siempre la etiqueta del producto que se compra, aunque siempre sea el mismo. Y, como norma general, deben eliminarse de la dieta todos los productos a granel, los elaborados artesanalmente y los que no estén etiquetados, donde no se pueda comprobar el listado de ingredientes. Además, se ha de tener precaución con la manipulación de alimentos, en bares y restaurantes consultando la forma de elaboración e ingredientes en cada plato, antes de consumirlos.

En EROSKI mantenemos un firme compromiso con las personas celiacas. Por ello, ofrecemos una amplia gama de productos sin gluten. Ver productos sin gluten

¿Y si tengo una necesidad o estilo de vida especial?

Vegetarianismo

Vegetarianos o veggies, no son todos iguales. Hay quienes lo hacen porque piensan que es mejor para su salud, y quienes lo hacen pensando en el bienestar animal o en el medio ambiente. Sus diferencias determinan también sus posibles beneficios o carencias nutricionales. Porque, como certifica la Universidad de Harvard (EE.UU.), aunque se ha demostrado que los vegetarianos tienen un riesgo menor de sufrir enfermedades cardiovasculares, consumen menos vitamina B12 de la necesaria (solo se encuentra en alimentos de origen animal). Algunos de estos perfiles, los más extremos, sufren muchas carencias, necesitando diversos tipos de suplementos alimenticios, y por tanto, no son recomendables.

El vegetarianismo resulta una opción atractiva para un número cada vez mayor de personas. En España existen 3,6 millones de adultos que se consideran vegetarianos, lo que supone un 7,8 % del total, según el estudio ‘The Green Revolution’ publicado en 2016 por la consultora Lantern (aunque la tasa incluye a quienes toman ocasionalmente alimentos de origen animal).

Flexitarianos y Piscitarianos

A diferencia de los vegetarianos, los flexitarianos se permiten comer carne y pescado de vez en cuando, por lo que integran todos los nutrientes en cantidades suficientes, incluida la vitamina B12. Muestran un equilibro entre el medio ambiente y la preocupación por la salud. Puede ser una dieta muy saludable, suficiente para cumplir las recomendaciones y necesidades nutricionales. La diferencia con los piscitarianos es que estos últimos solo se permiten incluir algo de pescado.

 

Ovolactovegetarianos, ovovegetarianos y lactovegetarianos

Los ovolacteovegetarianos o vegetarianos consumen productos vegetales, huevos, leche y derivados. Excluyen de su dieta la carne, el pescado y sus derivados. Necesitan suplementar la vitamina B12, ya que, aunque toman alimentos de origen animal, parece que la frecuencia y cantidades de consumo, en general, no cubre las necesidades. En cuanto a los demás aspectos nutricionales, puede resultar completa, saludable. Los ovovegetarianos solo incluyen huevos, no lácteos; y los lactovegetarianos, al revés, incluyen solo lácteos.

 

Veganos

Consumen verduras, frutos secos, granos, semillas y legumbres, y cualquiera de sus derivados. Y destierran de su dieta cualquier alimento de origen animal. La Vegan Society explica que tiene por objeto “excluir, siempre que sea posible, todas las formas de explotación y de crueldad hacia los animales”.

Necesitan suplementar la vitamina B12 y probablemente la vitamina D. Es compatible con un buen estado nutricional, pero hay que ser cuidadoso en la elección de los alimentos y en el planteamiento de la pauta dietética, ya que un escaso conocimiento al respecto puede desencadenar en un déficit de nutrientes. Deben prestar atención al calcio, pero no consumir lácteos no tiene porque suponer un problema, hay fuentes vegetales de calcio (frutos secos, legumbres, sésamo, algunas verduras…) y la absorción de éste mejora con la ingesta de vitamina D (exposición solar y suplementos). Además, hay muchos productos de origen vegetal enriquecidos en calcio, vitamina D y vitamina B12, por ejemplo, las bebidas vegetales.

Corrientes más extremas

Hay otras corrientes más extremas, no recomendables, que son versiones con una variedad alimentaria mucho menor, lo que compromete una ingesta adecuada de todas las necesidades nutricionales.

Crudiveganos: No solo limitan su dieta a los alimentos de origen vegetal, sino que rechazan cocinarlos.

Frutarianos: Suelen incluir otros vegetales crudos, como fruta, frutos secos y semillas, y algunos permiten el consumo de verduras y hortalizas que se consideran ‘frutos’, como la berenjena, la calabaza, el calabacín, el tomate, el pimiento o el pepino.

Granivorianos: Siguen una alimentación basada solamente en cereales y semillas, como el trigo integral, granos de avena, centeno, cebada, trigo sarraceno, arroz integral, quinoa, cuscús y maíz. Los vegetales desempeñan solo un papel secundario.

Fuente: Consumer EROSKI

ANA ISABEL PONTAQUE

Me gustaría mucho ver más alimentos veganos a mejor precio, quinoa, avena...

EROSKI hace uso de cookies propias y de terceros. Si acepta expresamente nuestra política de cookies o continúa navegando por distintas páginas, accediendo a diferentes áreas y menús, mediante esa acción afirmativa acepta su instalación y uso. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies