Claves para una buena hidratación en verano

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

Llega el verano y con él una mayor necesidad de tomar líquidos para estar bien hidratados. ¿Sabías que además del agua hay otras alternativas que pueden ayudarnos a mantenernos una correcta hidratación? Infusiones, agua con sabores, frutas, ensaladas, granizados, sopas y cremas frías… Incluir estos alimentos en la dieta y acostumbrarnos a tener siempre a mano una botella de agua, agua con limón, o té frío son algunas de las claves para mantener nuestro cuerpo bien hidratado.

¡Vamos a ponerlo en práctica!

> La primera pauta es aumentar la cantidad de líquido diario y mantenerse bien hidratado. Si tenemos una botella de agua cerca y fresquita será mucho más fácil ir manteniendo el cuerpo hidratado. Y si te cuesta beber agua hay numerosas alternativas: aguas de sabores, helados y polos caseros, agua de coco, fruta…

> Si haces ejercicio es esencial hidratarse antes, durante y después de entrenar, ya que con el entrenamiento eliminamos mucha agua y sales minerales.

> Es importante tener en cuenta que la hidratación no solo la encontramos en el agua; podemos hacer que este proceso sea mucho más interesante de lo que parece. Desde las alternativas en bebidas hasta la dieta mediterránea, que nos ofrece un gran abanico de alimentos con un alto contenido de agua y que contribuyen a alcanzar la cantidad diaria recomendada. Caldos, sopas, verduras, frutas, batidos, leche, bebidas vegetales,… ¿A que suena apetecible?:

  • Aguas infusionadas: elige la fruta que quieras cortada en dados o rodajas (limón, naranja, melón, cerezas, sandía…) y la metes en una jarra con agua. Puedes darle un toque con especias o hierbas aromáticas como menta, cilantro, albahaca, romero… Tras 5 horas en la nevera, estará lista. #TrucoEROSKI: no tires la piel de tus frutas y verduras, como piña, mango, zanahoria, pepino… lávalas bien previamente y aprovéchalas para dar sabor a tus aguas. Puedes probar también con agua con gas, tendrás tu refresco con gas saludable.
  • Infusiones y café con hielo: añades una rodaja de limón o de tu fruta preferida a tu infusión, la dejas enfriar y ya tienes otra bebida hidratante. Añade hinojo y menta. Prueba añadirle al café frío, hielos de café (café previamente congelado en la cubitera) y verás como se intensifica su sabor.
  • Granizados caseros: Aprovecha la gran variedad de fruta de esta época del año, muchas de ellas además con una gran cantidad de agua. Es fácil, congela la fruta limpia y troceada durante 2h. y tritura después con una batidora.
  • Bate fruta con yogur natural entero y a congelar. Incluye plátano o dátil para endulzar.
  • Prepara un batido con las frutas que quieras, rellena los moldes y a congelar.
  • Sopas y cremas frías: gazpacho, salmorejo, vichyssoise, crema de aguacate, de melón… Prueba a hacer una sopa de sandía con un toque picante. Son una alternativa para variar la dieta y a la vez reponer líquidos. Y los caldos de verduras, ¡fríos también están buenísimos!
  • Alimentos en crudo mo carpaccios, tartar de salmón marinado, una ensalada tipo poke… Intenta consumir las frutas y verduras frescas sin cocinarlas ni someterlas a calor, evitando así la pérdida de agua de estos alimentos.

 

Ideas para llevar a la playa y la montaña

Una opción muy refrescante, saludable y súper práctica para llevar tu comida a la playa o al monte es hacer una ensalada en tarro o un táper, preparar fruta fresca de temporada ya cortada (sandía, melocotones, ciruelas…) en una fiambrera con un acumulador de frío y no olvidarte de la bebida (por ejemplo, una botella de agua previamente congelada).

1.-Para la ensalada solo tienes que añadir tus ingredientes favoritos en el orden correcto. Puedes seguir este orden:

2.-El aliño en la base. También puedes llevarlo a parte y echarlo cuando vayas a comerlo.

3.-Las verduras más duras encima: pepino, zanahoria, pimientos, tomates…

4.-La proteína después, puede ser huevo cocido, atún, pollo o legumbres

5.-Frutos secos, semillas y fruta encima.

Por último, en la parte superior, las hojas verdes para que no se ablanden (lechuga, rúcula, espinacas…).

 

Algunos trucos para mantener tu bebida fresca

  • Sal de casa con tu agua congelada.
  • Usar termos o fundas isotérmicas de neopreno para botellas.
  • Llena tu botella de agua de cubitos de hielo hechos de trocitos de frutas, mantienes el frío y añades fruta.

Mas información AQUÍ.

¡Tenemos un plan para comer bien!

8.- Con Nutri-Score, comer bien es así de fácil

7.- Claves para una correcta hidratación

6.- El poder del ejercicio físico

5.- ¿Qué son los superalimentos?

4.- Calendario de alimentos de temporada

3.- ¿Y si tengo una necesidad o estilo de vida especial?

2.- Vamos a hacerlo rico ¡y equilibrado! La clave está en la Dieta Mediterránea

1.-12 maneras de tomar fruta de temporada: del desayuno a la cena

EROSKI hace uso de cookies propias y de terceros. Si acepta expresamente nuestra política de cookies o continúa navegando por distintas páginas, accediendo a diferentes áreas y menús, mediante esa acción afirmativa acepta su instalación y uso. Para obtener más información haz click aquí.

Cerrar aviso de cookies