alimentación sostenible

Familias

6 ideas para llevar una alimentación más sostenible en familia

Las elecciones que tomamos, desde la ropa que compramos hasta la comida que escogemos, tienen un impacto directo en el planeta. Una alimentación sostenible es clave para llenar la despensa, asegurar que nuestra familia coma de forma equilibrada y saludable, y que su impacto medioambiental sea mínimo.  

¿Quieres saber cómo llevar una alimentación más sostenible? Implica tomar conciencia sobre la relación entre la alimentación y su impacto medioambiental, educando a los más pequeños de la casa y adoptando hábitos en familia más responsables 

Comprar productos ecológicos, de calidad, de temporada y de cercanía, reducir el despilfarro alimentario o mejorar algunos de nuestros hábitos, como comprar más a granel o ir al súper caminando (si es posible), son sencillos gestos que contribuyen a proteger nuestra salud y nuestro medio ambiente. ¿Quieres más ideas? Te damos 6 claves para poner en práctica con tus hijos 

Elige marcas responsables en tu compra 

Para empezar la compra, busca marcas con un claro compromiso medioambiental.

 

¿Qué nos indica que una marca es sostenible?

Puede ser que usen energías renovables en sus instalaciones, que apliquen el ecodiseño para aligerar los embalajes, o que incorporen medidas de circularidad para evitar que se convierta en basura antes de tiempo.  

En EROSKI llevamos décadas comprometidos con el planeta planeta y apostamos por un objetivo valiente: convertirnos en una empresa con cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050. 

Para ello, mejoramos nuestra gama aumentando la presencia de productos con certificaciones ambientales, como el sello ecológico, pescados procedentes de pesca sostenible (sello GGN para acuicultura y sello azul MSC) o nuestras carnes con el Certificado de Bienestar Animal, entre otros. Además, mejoramos los envases de nuestra marca propia para que sean más reciclables y contengan menos plástico. Ya tenemos más de 120 referencias ecodiseñadas. 

También trabajamos para que nuestras operaciones y tiendas sean más ecoeficientes, reduciendo el consumo energético y las emisiones generadas en el transporte de nuestros productos. 

Ponemos en práctica medidas para luchar contra el desperdicio de alimentos. Por ejemplo, reducimos el precio de los productos con fecha de consumo próximo (como nuestras etiquetas verdes Desperdicio Cero, con descuentos del 10% al 40%); donamos a entidades sociales cuando los retiramos de la venta pero siguen siendo aptos para el consumo humano; y, el resto de los residuos alimentarios los transformamos en pienso para animales o fertilizantes. 

Y desarrollamos campañas de sensibilización e información para facilitarte una compra más sostenible. ¿Nos acompañas?

En casa, guarda bien para evitar el desperdicio 

De nada sirve comprar alimentos sostenibles si luego no los guardamos bien y se estropean antes de tiempo. Cada alimento requiere una forma de conservación distinta. ¡Deja que los más peques te ayuden!:   

  • los frescos en la nevera 
  • la fruta y verduras delicadas en la zona más fría del refrigerador, con cuidado de no mezclar las frutas climatéricas (plátanos, manzanas…) para no acelerar su maduración
  • Carnes, pollo o pescado envasado en barquetas se conserva más tiempo si no abres el paquete porque van en atmósfera modificada 
  • Patatas, boniatos o cebollas en un lugar fresco, seco y oscuro 
  • Cítricos fuera de la nevera, pero en un lugar seco y fresco para que no salgan mohos 
  • Los huevos, siempre en los estantes de la nevera hasta justo antes de cocinarlos   

Además de saber cómo guardar cada alimento, es importante limpiar la nevera regularmente para eliminamos restos de alimentos que pueden dar lugar a mohos o malos olores. De paso, detectamos si hay algún alimento ‘olvidado’ o escondido bajo otros que hay que ir consumiendo.  

Si es producto local y ecológico, mejor 

Para acercar a tu mesa una fruta cultivada a cientos o miles de kilómetros, imagina la de combustible que hace falta para el transporte y la huella de carbono que genera. Si se cosecha cerca de ti, esa huella es más moderada.  

Además, la gastronomía de cercanía, con producto local, te conecta con los sabores de tu tierra y esas recetas que son parte de nuestra memoria cultural.   

En EROSKI apostamos por lo local a través del trabajo realizado por las familias productoras locales. Gracias a ellas podemos ofrecerte verduras, huevos o quesos “de aquí”. Por eso mismo, nunca vas a encontrar lo mismo en una de nuestras tiendas de Bilbao, Pontevedra o Málaga.

Los productos locales no siempre son ecológicos, aunque muchas familias desarrollan productos bio como valor diferencial. 

¿Sabes qué es un producto ecológico? Es el que se ha producido utilizando sustancias y procesos naturales, teniendo un impacto limitado en el medioambiente y promoviendo un uso responsable de la energía y los recursos.  

Incorporando nuestros productos EROSKI BIO a la cesta de la compra cuidamos del medio ambiente. Más de 100 referencias a tu alcance que podrás identificar por el sello verde de la agricultura ecológica de la Unión Europea (una hoja con las estrellas sobre fondo verde) y/o las distintas certificaciones de las comunidades autónomas.  

 

Al súper, siempre con una lista 

¿Quieres llevar una dieta más variada y saludable y, además, evitar el despilfarro alimentario? Planifica tus menús semanales con lápiz y papel. ¿Sois 4 en casa? Calcula cuánto necesitas para esas 4 raciones. ¿Solo tú? Pues una sola ración, a no ser que practiques el batch cooking 

Diseñar el menú semanal con antelación, nos permite calcular la cantidad que necesitamos de cada alimento y comprar únicamente lo que nos va a hacer falta. Es una sencilla medida para evitar el desperdicio, sobre todo de los alimentos más frescos. 

Ahorrar, cada vez más, es imprescindible. Consigue esa tranquilidad que buscas ahorrando en lo cotidiano, para disfrutar de lo extraordinario. En EROSKI el ahorro se consigue de muchas formas: con más de 800 productos al mejor precio, ofertas semanales, descuentos por ser socio EROSKI club, el Plan Familias 0.12  y, al pasar por caja, con la tarjeta Oro EROSKI club. ¡Suma Ahorro! 

lista de la compra

Nuevas recetas para aprovechar las sobras 

Nuestras abuelas lo tenían claro, ‘aquí no se tira nada’. Ahora lo llamamos recetas de aprovechamiento, esos platos ingeniosos con restos de aquí y allá tan imprescindibles para la economía familiar, el medio ambiente y también la educación de nuestros hijos. 

Aquí van algunas ideas para practicar en familia la cocina de aprovechamiento y no desperdiciar nada: 

 

Recetas con sobras de pan: 

El pan duro se adapta a infinidad de opciones. El pan cortado en rodajas puedes hornearlo con aceite, ajo y queso rallado para hacer un perfecto pan de ajo. También puedes preparar unas migas y añadirlo al salmorejo. ¿Qué te parece esta receta dulce de pastel de pan?

Recetas con sobras de carne: 

Desmenuza la carne y prepara unas croquetas con la carne de cocido, unos canelones o también la puedes añadir a unos macarrones.  


Recetas con sobras de verduras: 

Puedes preparar quiches, empanadillas o purés de verduras con restos de hortalizas que empiezan a ponerse más feas. La pasta rellena es divertida y una opción fácil para que los peques las coman. ¿Te sobra un poco de calabaza? Prueba a preparar unos gnocchis. ¡Les encantará ayudarte en la cocina y saborearlos después en el plato! 

Recetas con sobras de arroz: 

Puedes aprovechar las sobras de arroz y preparar una receta deliciosa en forma de bolitas crujientes. En su interior queso, jamón y el arroz.

 

Recetas con sobras de frutas: 

Además de opciones como smoothies y mermeladas caseras, unos tacos de pollo con frutas de hueso cuando empiezan a ponerse feas, o un pan de plátano y nueces cuando se empiezan a pasar… ¡Imaginación al poder!  

 

Recetas con sobras de legumbres: 

Un puñado de arroz hace de las lentejas un nuevo plato, los restos de garbanzos son perfectos para un hummus o para una ensalada, y la “ropavieja” es la solución perfecta para los restos de cocido. Solo necesitas un buen sofrito de cebolla y tomate, los restos de las carnes del cocido, un toque de especias y un huevo poché. 

Lo importante es dar una segunda oportunidad a la comida para acabar con el desperdicio alimentario también en casa. 

Producto de temporada 

Uno de los pilares para entender qué es la alimentación sostenible es comer producto de temporada, tanto mejor si además son productos ecológicos. Así respetamos el ciclo natural de los alimentos y le ahorramos al planeta los gases de efecto invernadero de traerlos desde el otro hemisferio.  

¿Quieres más razones? Te damos una de peso: los alimentos de temporada suelen estar mejor de precio.  

Recuerda que una buena forma de ahorrar y tomar producto de temporada durante todo el año, son las conservas o los congelados.  

 

Como ves, elegir bien y cuidar del menú familiar no solo nos permite proteger nuestra salud, también ayuda a reducir la huella de carbono de los alimentos que comemos. Y así ganamos todos, nosotros y el planeta. 

 

Busca las etiquetas ambientales

Además del sello ecológico, hay otras certificaciones que te ayudan a identificar productos con un menor impacto ambiental. Así, puedes buscar el sello MSC o GGN en nuestros pescados EROSKI Natur o el sello de bienestar animal en nuestros productos de origen animal, como carne, leche y huevos.

EROSKI sigue avanzando en facilitarte una alimentación sostenible incorporando más información sobre el perfil ambiental de los productos. Actualmente puedes encontrar en nuestras tiendas una decena de productos de marca EROSKI con la información de su impacto ambiental a través del etiquetado Planet-Score. Se trata de una iniciativa pionera en la distribución nacional en la que nos gustaría también escuchar tu opinión a través de esta encuesta.

 

 

Comentarios

Comentarios 0

Crea tu cuenta y recibe nuestra newsletter semanal con la actualidad informativa y comercial de EROSKI

¿Te apuntas?
406323