18 recetas para aprovechar (y no tirar) alimentos

Laura Rodriguez, Directora de Programa MSC en España y Portugal Mares Para Siempre / MSC

Seguro que en casa has visto preparar croquetas con las sobras de pollo asado o, incluso, hacer un caldo con restos de pescado y gambas, ¿verdad? Las recetas de aprovechamiento son una práctica habitual en cocina, ya que es la mejor forma de evitar tirar ingredientes o sobras de otros platos.

Empezar por hacer una buena gestión de la compra y organización de la despensa y nevera, es el primer paso para ser más responsables en nuestro consumo. Sin embargo, por falta de previsión o tiempo para organizar el menú semanal, hay ingredientes que pierden frescura o pasan a un punto de maduración mayor del que nos gusta consumirlos. Antes de que esto ocurra y se estropeen, podemos darles una segunda vida a través de nuevas recetas que no teníamos en mente. Por ejemplo, si te sobran verduras, puedes preparar una crema o salsa de acompañamiento, mientras que si una fruta está muy madura, puede convertirse en la base de un bizcocho o compota.

Las sobras de otros platos o restos de comida, también son una oportunidad de hacer un consumo responsable y reciclar los alimentos para disfrutarlos en recetas igual de apetecibles. Te proponemos una serie de soluciones fáciles de aprovechamiento a través de quiches, cremas, croquetas, tacos, pizzas y postres. ¡Toma nota! 👩‍🍳

 

Quiches y clafouti

La quiche está elaborada con pasta brisa, mientras que la clafouti puedes hacerla con maicena o harina. Por lo demás, son recetas similares que comparten una base de leche, nata y huevos sobre los que es posible aprovechar verduras, setas, carne, fruta, pescado, quesos, frutos secos… salpimentados y especiados al gusto. ¡Fácil, fácil!

 

 

Cremas de verduras

Una solución sencilla para prepararlas como primer plato y aprovechar esas hortalizas que te han sobrado. Además de ser muy fáciles de preparar y saludables, admiten muy bien la congelación para que puedas disponer de ellas en cualquier momento.

 

 

Pizzas con distintos ingredientes y bases

Las pizzas te permiten combinar todo tipo de ingredientes que puedas tener en la nevera o despensa, obteniendo un resultado delicioso. También puedes experimentar preparando una original base con coliflor o, en caso de intolerancia, te enseñamos a preparar paso a paso una pizza sin gluten. Apunta ✍:

 

 

Tacos caseros

Una tortilla de maíz o de trigo rellena con carne o pescado. De acompañamiento, un aliño, salsa o, por qué no, cualquier fruta o verdura que tengamos en el frigorífico.

 

 

Croquetas para todos los gustos

Una de las recetas más habituales en la cocina de aprovechamiento son las croquetas, ya que admiten (casi) cualquier ingrediente o sobra de otras comidas. Y si quieres aprovechar las verduras de forma original, prueba los tots. Más saludables al estar horneados en lugar de fritos.

 

 

Compotas con fruta muy madura

Es la solución habitual para esas piezas que están muy maduras. Las compotas pueden tomarse como postre, desayuno, para picar entre horas o, incluso, como guarnición de carnes. Ideal para aprovechar manzanas, peras o cualquier fruta de hueso 🍏🍑🍐

 

 

Soluciones extra para no desperdiciar fruta

Esos plátanos que se han quedado en el frutero pueden ser la base de un delicioso pan de plátano para tomar en el desayuno o merienda. Si aprieta el calor y prefieres optar por una bebida fría, el smoothie de frutas y verduras es la opción perfecta para aprovechar estos ingredientes.