Sostenibilidad

7 hábitos sostenibles para cuidar el planeta 

Pequeños cambios, como consumir más verdura, comprar a granel con tu propia bolsa de malla o no tirar alimentos que se pueden comer, contribuyen a reducir nuestra huella de carbono. Este año os proponemos un reto: gastar menos recursos y generar menos residuos con sencillos gestos en nuestro estilo de vida con los que podemos reescribir el futuro. ¿Pasamos a la acción?:  

 

1. Evita los envases de plástico de un solo uso 

Seguro que ya tienes una botella de aluminio o de vidrio encima de la mesa de la oficina y la rellenas con agua del grifo cada vez que tienes sed, en vez de comprar

Bolsa malla

 una de plástico de un solo uso. Es uno de los #PequeñosGrandesCambios a nuestro alcance con más impacto en la sostenibilidad. Este año te proponemos llevar un paso más allá el reto de dejar de utilizar envases de un solo uso en tu vida cotidiana:  

–  siempre que puedas, opta por alimentos a granel. ¿Conoces nuestra marca EROSKI Natur de alimentos frescos? Garantizamos la sostenibilidad y responsabilidad de la producción, manteniendo todo el sabor de nuestros productos.  

– lleva bolsas de malla ligera a la frutería para no tener que usar bolsas cada vez que compres a granel. Di adiós al plástico de un solo uso.

– usa vidrio: botellas, tarros, tápers… Ponlo en práctica cuando vengas a nuestras tiendas a hacer la compra.  

– en casa, reutiliza las bolsas zip que ya tengas. Si las usas para congelar pan, simplemente deja que seque toda la humedad y puedes reutilizarlas sin problemas.  

 

Mi pequeño gran cambiopásate a la madera, el bambú, el metal o el acero, desde los utensilios de cocina hasta las pinzas de la ropa o el cepillo de dientes ¿Sabías que a lo largo de tu vida usarás una media de 300 cepillos de dientes? Esta gran producción, sumada a la dificultad para su reciclaje, ha supuesto que el 1% de los plásticos vertidos en el mar sean cepillos de dientes.

 

 2. Ahorra energía 

¿Pones el agua a hervir para hacer sopa y se tira un rato borboteando antes de añadir los fideos? ¿Calientas varias veces el mismo vaso de leche en el microondas porque se te olvida sacarlo y se enfría? ¿Aún no te has pasado a las bombillas LED de bajo consumo?… 

Pequeños olvidos como estos suponen un derroche de energía (y de dinero en la factura de la luz). Un gesto decidido por la sostenibilidad es poner toda nuestra atención en este tipo de acciones, por ejemplo: 

 – reduce tu consumo de agua: llena la lavadora y el lavavajillas cada vez que lo uses, mejor darse una ducha que un baño. Y con los dientes, abre la llave solo para aclararte. 

–  no mantengas la puerta abierta de la nevera más de lo necesario y tampoco metas alimentos si aún están calientes.  

 pásate a las recetas sin horno. Si lo usas, aprovecha las horas o días en los que la energía suele ser más barata y, cada vez que lo enciendas, aprovecha para hornear varios alimentos. Descubre aquí recetas saludables y sin horno, como las parrilladas de verduras, carnes o pescados. 

 

Mi pequeño gran cambio: ¡acaba con el consumo fantasma! No dejes ningún aparato en standby (modo reposo) o los cargadores enchufados. Su gasto energético es bajo, pero si calculamos que a nivel mundial hay 7.950.000.000 de usuarios con smartphones, ¿te imaginas el gasto energético total que esto supondría? Más de 9.000 millones de kWh. Sin duda, un gesto para poner en práctica este 2022.

 

 3. Cocina de aprovechamiento

El lema de tu cocina va a ser ‘aquí no se tira nada’. Este año vamos a sacar todo el partido a las recetas de aprovechamientoSalva comida, no la desperdicies: 

– ¿Te quedan verduras a punto de echarse a perder? Haz una falsa boloñesa de verduras. Si te sobra, puedes congelarla y tendrás para acompañar a los platos de pasta otro día.  

– ¿Un par de manzanas en las últimas y un huevo solitario? Incorpóralos a unas deliciosas albóndigas de pollo y verdura. 

– ¿Una coliflor que empieza a ponerse fea? Pícala para hacer la masa de una pizza con base de coliflor o deja que sea el toque crujiente de unas verduras horneadas con crujiente de coliflor 

– ¿Unas uvas que no se tomaron en Nochevieja? Añade unas hojas de espinaca, manzana verde y jugo de limón y tendrás un delicioso smoothie verde. 

Intenta aprovechar toda la vida útil de un producto. Recuerda que la fecha de consumo preferente es solo un indicador de calidad organoléptica. Pasada ligeramente esa fecha el alimento sigue siendo seguro, lo que ocurre es que se ven alteradas algunas de sus propiedades como la textura, el aroma… Siempre que se hayan respetado las instrucciones de conservación puede consumirse sin riesgo durante un tiempo razonable. 

En EROSKI trabajamos con frutas y hortalizas feas, pero igualmente buenas. En nuestro compromiso con el Desperdicio Cero ponemos en marcha iniciativas como esta para facilitar que puedas comer bien y a buen precio, ¡compruébalo por ti mismo! 

 

Mi pequeño gran cambio: compra el pescado entero, en lugar de bandejas o por ración, y aprovecha la cabeza y las espinas para hacer un buen fumet y usarlo para arroz, pasta o sopa.

 

4. Una lista de la compra consciente 

Lista compra app

Otra forma para evitar el despilfarro es revisar qué queda en la despensa y en el frigorífico y hacer una buena lista de la compra. En la app de EROSKI podrás crear tu lista de la compra añadiendo los productos por voz, Whatsapp o escaneándolos directamente con el móvil. 

¿Quieres afinar aún más para que no sobre nada? Dedica un rato a configurar el menú familiar de toda la semana, cuántos comensales habrá cada día y qué raciones necesitas. Al llegar a casa, ten en cuenta qué alimentos aguantan bien en el refrigerador y cuáles hay que congelar para que lleguen hasta el final de la semana. Con este sencillo hábito puedes tener un menú variado sin sobras ni alimentos que se echan a perder.  

 

 Mi pequeño gran cambio: en casa, organiza tu compra de manera óptima. Cuando ordenes la despensa o nevera, pon delante aquellos alimentos que necesitas consumir antes o cuya fecha de caducidad o consumo preferente esté más cercana, así no se quedarán olvidados en el fondo.

 

5. Elige alimentos sostenibles y de cercanía

No desperdiciar comida es un buen primer paso para una alimentación sostenible. Y la segunda es apostar por los productos de proximidad y de temporada, y por alternativas respetuosas con el medio ambiente. Aprovecha las escapadas en familia y descubre productos locales y platos típicos de cada región que puede que no pruebes en otro sitio.  

¿Sabías que en EROSKI tienes más de 24.000 productos locales? Comercializamos los alimentos producidos en el entorno cercano a nuestras tiendas, donde encontrarás los productos de más de 2.700 pequeños productores. 

Se trata de consumir de forma consciente, qué tipo de producto eliges, su procedencia y certificación (es importante leer bien las etiquetas), son elecciones que harán que tu cesta de la compra y tu plato sea más saludable y sostenible. 

 

Mi pequeño gran cambio: aprovecha los productos de temporada, los encontrarás en un buen punto de maduración y, además, tienen un contenido nutricional de calidad. Ten a mano este calendario de temporada para conocer qué pescados, mariscos, frutos secos, hortalizas y frutas corresponden en cada mes.

productos locales

 

6. Reducir, reutilizar y reciclar 

Apúntate a las 3R de la filosofía #zerowaste: reduce la basura que generas, reutiliza y recicla. Seguro que ya separas la basura orgánica, de la de restos, los plásticos y el papel, pero ¿qué te parece si damos un paso más allá y nos esforzamos en reducir la cantidad de basura que generamos? 

 Este año te proponemos como reto reducir el papel: apunta la lista de la compra en el móvil, no imprimas si no es necesario y pide ticket por correo electrónico en los comercios donde ya es posible, como en nuestras tiendas. Actívalo desde la app y accede cómodamente a todos tus tickets sin necesidad de guardarlos en papel. 

 

Mi pequeño gran cambio: aprovecha los tarros de cristal de conservas para darles una segunda oportunidad como botes para guardar otros alimentos. Incluso, te puedes animar a hacer tus propios encurtidos.

 

7. ¡Muévete más!

Los combustibles fósiles son de los agentes que más contribuyen a la contaminación ambiental. Por tu salud cardiovascular y por la sostenibilidad del planeta, utiliza el transporte público siempre que puedas, comparte tu vehículo, proponte caminar más y realizar pequeños desplazamientos en bicicleta. 

 

Mi pequeño gran cambio: una vez a la semana despídete del coche. Elige un trayecto que puedas realizar caminando o en bicicleta y llévalo a cabo: cuando recojas a tus hijos del cole, hagas un recado o te reúnas con amigos. ¡Tu salud también te lo agradecerá!

  

No se trata solo de lo que compramos, sino de cómo actuamos y de qué podemos hacer cada uno de nosotros por nuestro bienestar y el del planeta. Poco a poco, paso a paso #PequeñosGrandesCambios por nuestro futuro.  

 

Archivo:Instagram-Icon.png - Wikipedia, la enciclopedia libre
Entra en nuestro perfil de Instagram para conocer el plan que te ayudará a conseguirlos. ¡Te esperan sorteos y regalos exclusivos! 

Comentarios

Comentarios 0

Crea tu cuenta y recibe nuestra newsletter semanal con la actualidad informativa y comercial de EROSKI

¿Te apuntas?
377773