Familias

Las mejores frutas de verano para disfrutar del buen tiempo  

Estamos en verano y nuestro cuerpo lo sabe. Se acabó el cole y las prisas. Los días se alargan y los planes se multiplican: las jornadas de playa, las puestas de sol, los picoteos ‘summer’, los planes al aire libre, las vacaciones en familia… Sin duda es también el momento perfecto para pasar a una alimentación más fresca, colorida, llena de ingredientes frescos, sabores refrescantes y texturas crujientes. ¡Fruta de verano! 

Incorporar fruta de verano fresca en la dieta de toda la familia reduce el riesgo de obesidad, y puede ser el primer paso para afianzar un buen hábito saludable en la rutina de nuestros hijos. Son fáciles de comer, y un alimento perfecto para lograr que los más peques de la casa se refresquen y llenen su organismo de vitaminas y minerales en estos meses de calor.  

Te traemos ideas originales, sencillas y saludables para exprimir todo su jugo. Batidos fríos para llevar a la playa, helado de melocotón, ensaladas creativas y festivales de sabor con las frutas de temporada como protagonistas.  

 

De hueso y de temporada 

Si miramos el calendario de las frutas de temporada, en los meses de más calor reinan las frutas de hueso. Se conocen así porque todas tienen un único hueso o pepita grande y en el centro, rodeada de una carne jugosa de colores muy vivos. 

El sabor dependerá del grado de maduración. El color, también. Si te gusta que tengan un toque ligeramente ácido y una carne más firme, cómpralas más enteras. ¿Cómo reconocerlas? Por su color, menos vivo. Y al tacto, con una consistencia más dura. 

En cambio, si te gustan dulces y la mar de jugosas, de esas en las que con un bocado se te llena la boca de agua, busca las de colores más vivos. Dulces y sabrosas pueden ser un bocado irresistible para los más peques. 

 

Color, sabor y nutrientes 

La familia de las frutas de hueso seguro que es habitual en el frutero de casa. Melocotón, ciruelas, albaricoques, paraguayos, cerezas, nísperos, nectarinas… 

Además de estar deliciosas, tienen algunas propiedades que son perfectas para esta época del año. ¡Y dan vida mucha vida y color a nuestra mesa!  

La tonalidad de los alimentos influye en sus nutrientes, especialmente en el campo de las frutas y las verduras. Por ejemplo, las más anaranjadas, como los nísperos o los albaricoques, van cargadas de betacarotenos, lo que las convierte en excelentes aliadas para nuestra piel.  

Los carotenos también tienen propiedades antioxidantes y hay varios tipos, entre los que se encuentran los betacarotenos, que tienen la capacidad de convertirse en vitamina A, siendo esta la que actúa contribuyendo al mantenimiento de la piel. Otro tipo de carotenos es el licopeno, abundante en el tomate, que también es antioxidante y responsable de su color rojo, pero a diferencia de los betacarotenos, no se convierte en vitamina A. 

Sin duda, el verano es un buen momento para aprovechar todos los nutrientes esenciales que contiene la fruta e integrarlas en la alimentación infantil. Una de las claves para conseguirlo está en hacerlo divertido y fácil: 

  • que estén ya lavadas y listas para comer 
  • que nos vean comerlas ‘a mordiscos’  
  • prepararlas en sus elaboraciones favoritas como polos, helados, smoothies o batidos 

 

Polos de paraguayo

helados

Frutas de hueso, un regalo del verano 

Al igual que el resto de frutas, contienen elevadas cantidades de agua, minerales, vitaminas y fibras y su consumo favorece la hidratación de nuestro organismo por lo que son ideales para esta época de calor. 

¿Sabías que los alimentos que ingerimos al día nos aportan cerca del 28% de agua? Por eso no solo es importante beber agua, también equilibrarlo con alimentos que nos hidraten. ¿Quieres saber en qué alimentos se encuentra el agua? Todos llevan, pero la fruta (y también las hortalizas) en especial tiene un alto contenido en agua.  

Sin darnos cuenta, cada vez que comemos un melocotón o picoteamos unas cerezas, estamos ‘bebiendo’ agua. Las infusiones, las aguas infusionadas, los sorbetes que podemos preparar en casa o los batidos de frutas son otra buena fuente de hidratación en temporada estival. ¡Sin olvidar otras presentaciones saladas, como los gazpachos de frutas! 

Para los batidos puedes añadir leche, yogur, queso fresco, u otra una bebida vegetal. Aprovecha el verano para disfrutar de las frutas de hueso, como reto… ¿Qué tal intentar una receta nueva cada día?

¿Y si conviertes tus frutas favoritas en polos? Puedes poner nectarinas, melocotón, sandía… Solo tienes que batir, congelar, poner los palitos y a triunfar entre los más peques. Mira el calendario de frutas y verduras de temporada y encuentra las que más te gusten. 

 

Lavarlas, siempre; pelarlas, solo si quieres 

Las frutas de hueso tienen una piel relativamente fina y comestible. Puedes comerlas directamente con la piel, a bocados, o pelarlas, trocearlas y comerlas pinchando con un tenedor. En cualquiera de los casos, desde AESAN nos recomiendan siempre lavarlas bien antes de su consumo. 

A los niños les suele gustar hacer las cosas sin complicaciones. Si desde pequeños se acostumbran a merendar un melocotón ‘a mordiscos’, será más fácil que lo cojan por su cuenta cuando les entre el hambre que si tienen que esperar a que los mayores se lo pelemos.

 

Fruta ¡con todo! 

Las frutas de hueso resultan deliciosas solas. En cocina son muy versátiles y complementan muy bien el sabor de algunos alimentos salados convirtiéndose en protagonistas del plato principal. Se pueden incluir en una entrante, en una deliciosa salsa agridulce, o en ensaladas llenas de color y nutritivas, como estas recetas:

 

Incluso podríamos preparar un menú completo a base de recetas con frutas de hueso, ¿qué te parece esta idea? Toma nota: 

Un entrante:
Gazpacho de cerezas con virutas de queso rulo y tomillo fresco.

Un principal:  
Con estos Tacos de pollo con frutas de hueso tienes el éxito asegurado. ¿No tienes crema fraiche? Pon un yogur natural en un bol, añade una pizca de curry, remueve bien y ya tienes la salsa para dippear.
Puedes preparar unas Cerezas agridulces, son perfectas para acompañar con carnes y ensaladas. También con yogur o cuajada. Es una buena receta de aprovechamiento, pues una vez preparadas aguantan varios días. 

Y un postre: 

Polos de paraguayo o esta deliciosa Tarta fría de melocotón.
Si no quieres complicarte mucho, Macedonia de frutas con hueso, perfecta como postre, para el desayuno o como picoteo.  

 

Frutas de hueso con sabor responsable

Con nuestro sello EROSKI Natur apostamos por productos sostenibles y con todo su sabor. Frutas 100% de origen nacional, de proximidad, procedentes de La Rioja, Cataluña, Extremadura…  recolectadas en su punto óptimo de maduración y que cuentan con certificaciones que garantizan que han sido cultivadas minimizando el impacto medioambiental y además sin tratamientos postcosecha. 

Como parte de esta promesa y compromiso contamos con la etiqueta GGN, que avala la trazabilidad de nuestros productos, las buenas prácticas, la seguridad alimentaria y el respeto al medio ambiente.  

Ya puedes disfrutar de las mejores variedades de frutas de hueso en nuestras tiendas y super online. Son un bocado bueno para nuestra salud, más responsable con el planeta y con todas sus características organolépticas. Más color, aroma y sabor a muy buen precio.  

Comentarios

Comentarios 0

Crea tu cuenta y recibe nuestra newsletter semanal con la actualidad informativa y comercial de EROSKI

¿Te apuntas?
398318